Tu Londres y el mío. Artículo a dos manos sobre compras y otras cosillas

Después de hablaros de las tendencias que nos vienen de las Islas. He aquí como hemos visto Maribel Casado y yo, nuestra visita de cuatro días a Londres, para comprar y hacer algunos artículos para revistas en las que colaboramos:

Las siete de la mañana aeropuerto de Barcelona, facturadas las maletas casi vacías de ropa que Rosanna se había encargado de aligerarme el día antes (aún así, el resultado puede ser una maleta de más de 20 Kg. Cuidado!!); caminábamos hacia la farmacia, ya que el flemón de Rosanna había decidido acompañarnos en el viaje. El flemón y yo viajábamos por primera vez a Londres, mientras que para Rosanna esta era su segunda “London experience”, of course!!.

Mientras desayunábamos pensé en voz alta si encontraría aquellas botas (sin especificar cómo) que me gustasen. Rosanna estaba muy convencida de que las encontraría, yo no lo tenía tan claro!!. ¡Ay, mujer de poca fe, Londres es mucho más de lo que tu imaginación te deja suponer desde aquí!.

Covent Garden, nuestro primer destino, fue el primer encuentro con el espíritu navideño; de repente alguien abrió la puerta de la nevera y el gorro, la bufanda y los guantes se nos quedaron pegados al cuerpo para el resto del viaje. Un mercadillo de antigüedades con piezas muy especiales como el anillo de ámbar de Rosanna o el broche azul en forma de roseta nos sorprendieron nada más verlos. La cosa prometía!!. Allí tuvimos la oportunidad de comprobar cómo se pueden obtener piezas antiguas en perfecto estado, a precios muy razonables!!. ¡¡Y sólo habíamos empezado a encontrarnos con el Vintage!!.

En nuestro caminar por el Soho, muchas fueron las tiendas que nos sorprendieron, como la de United Nude con toda la colección en exclusiva. Aquí Rosanna casi se desmaya!!. Lo siento, esa marca es mi debilidad. Bueno, en realidad sólo lo siento porque no me la puedo permitir.

Sin darnos cuenta nos vimos protagonistas de un evento mundial, nada menos que la Word Premier de la última película de Tom Cruise!!. Tom nos dio plantón. Él se lo perdió. Conste que nosotras nos fuimos sin esperarle, teníamos cosas más importantes que hacer.

Hay que decir que el que las guías de Londres hablen sólo de los mercadillos de fin de semana, es un grave error; Londres está vivo y despierto toda la semana. Si te dejas convencer de que Candem o Brick Lane sólo están activos el sábado o el domingo, te pierdes una de las mejores experiencias que puedas disfrutar en Londres. Esto es lo que nos esperaba a nosotras los días siguientes.

Camden Town.

Era martes, creemos que a menos cuatro grados, escarcha y hielo. Que se instaló en la mesa al aire libre en la que comimos y se quedó allí cuando nos fuimos, a calentarnos con un té, por cierto.

Sólo salir del metro comienza la experiencia, las fachadas de los comercios son impresionantes. Foto tras foto, no podrás dejarte una.

Nunca olvidaras la sensación que te produce encontrarte con Camden, todos los estilos están allí reunidos tanto en moda como en comida. La imagen de Camden Town si miras hacia Camden Lock, para una shopalcoholic como nosotras, es como haber muerto y entrar en el paraíso. El cielo de las compradoras debe ser algo así.

Si hay algo que encontrarás en Camden, sin duda, son artículos de piel nuevos, usados o Vintage… En el próximo viaje el maletín de piel para el Ipad se vendrá conmigo. Es que esta vez no cabía….

Caminando por Camden Street encontramos “ La Zapatería”, diseños súper exclusivos y nunca antes vistos (Singular Choice es el nombre). Uf que tentación!!. No digas mentiras, que sucumbiste a la tentación de los zapatos, varios metros más allá, no te hagas la despistada!!!!.

Consejo: nunca vayas a Londres de compras sin llevarte una bolsa o maleta con ruedas para ir metiendo lo que vas adquiriendo, así no te molestarán las bolsas y podrás seguir comprando con toda comodidad, que es de lo que se trata, no nos engañemos.

Brick Lane.

SimpleViewer Gallery Id cannot be found.

SimpleViewer Gallery Id 37 has been deleted.

Conocido por su mercadillo de fin de semana, nosotras nos situamos allí un miércoles por la mañana, confundidas porque las guías no nos contaban si durante la semana merecía la pena ir. Falta mucha información por ofrecer, ya que no te das cuenta de lo que puedes encontrar hasta que callejeas por sus calles y aledaños. Comprobado, los días de entre semana sus tiendas Vintage (mundialmente conocidas) lucen con todo su esplendor, porque el mercadillo callejero del domingo no te impide verlas; aquello de que los árboles no te impidan ver el bosque.

¿Alguna vez quisiste tener un Dior, un Prada, un Versace, un Chanel…. y de verdad, no falsos? Pues aquí lo podrás encontrar por un máximo de 150£. Cuidado con esos dientes, que os están rallando el suelo.

Alucinaras con los vestidos de los años 20-30-50-60…., en perfecto estado y a unos precios que ni te imaginas.

¿Qué historia te contaría este vestido si pudiera hablar? ¿Fue adquirido para una fiesta en alguna embajada? ¿Para la boda de su mejor amiga? ¿Para aquel día en que ella se prometió?. ¿O lo vendió porque era mejor olvidar su historia?.

Qué bonito sería que ese vestido pudiera hablar, que tú conocieras de primera mano lo que pasó y pasaras a formar parte de él. ¡A ver cuándo inventamos la máquina del tiempo!.

En mi próxima visita a Brick Lane me traigo uno de los años veinte (¿te refieres a un vestido?) y aquel vestido vintage negro para fiesta, largo y con pedrería que ha de hacer un tipazo de escándalo. Ese modelo que vimos tendrás que prestármelo, que sólo había uno!!!.

Y si lo que buscas son abrigos (bueno si no los buscas seguro que ellos te encuentran a ti), es el lugar perfecto para comprártelos: de lana, largos, cortos, de firmas o Vintage, sin duda te harás con uno!!. ¡Cómo que con uno, si nos compramos tres!.

Por cierto, si quieres cashmere a buen precio, no dejes de pasar por Roccoco; su dependiente es un encanto y sus precios una tentación ¡es lo que yo buscaba, prueba conseguida!. Nena, ¡¡qué persecución por todo Londres para encontrar los dichosos jerséis de cashmere!!, ¡¡qué alivio que los encontraras!!.

Y no podemos olvidarnos de nuestra parada en Oxford Street; más que nada para ver si nuestra economía nos permitía comprarnos algo en esa calle, Meca de las compras por excelencia. Conclusión, Primark, Primark, ra, ra, ra. En la tienda más grande que tiene la marca “all over the world”, nos compramos 13 pares de calcetines y tres jerséis básicos. Que no se diga que no podemos comprarnos nada en Oxford Street!!!!. Lo intente con Topshop pero mi VISA ya no me lo permitía. Y con muchas otras pero, ¡Qué VISA más tonta!.

El resultado de toda esta “orgía” puede ser algo así…

…y lo peor es que luego hay que meterlo en la maleta….

Al levantarnos el jueves nos surgió una duda: visita cultural o…….no, that’s the question, que diría nuestro amigo William.

Al final nos decidimos por Harrods, dicho sea de paso, en una de las zonas más exclusivas de Londres….y más caras, como consecuencia. No te compres nada allí, sobre todo si ya te has gastado el dinero antes…UPS.

Ambas coincidimos en una cosa, y es en lo espectacular y exclusivo de sus escaparates: las princesas Disney habían llegado para la ocasión vestidas (cómo no) por los mejores diseñadores de alta costura: Pocahontas by Cavalli, Jasmine by Escada, Ariel by Marchesa, y así por toda la avenida….. Para que luego digan que Disney no es un sueño!!!.

Sin embargo, ambas no coincidimos en nuestro punto de vista sobre estos grandes almacenes:

Los encontré únicos y súper exclusivos. ¿Unos grandes almacenes de alta costura? No me los imaginaba asi, mi desconocimiento sobre los productos que podrías encontrar allí era tal que nunca pensé que tanto lujo pudiera estar junto.

Una no tiene la oportunidad de ver las colecciones completas de los mejores diseñadores del mundo por lo que pasear por sus corners y ver tan de cerca la colección, es una grata experiencia para mi, a pesar de lo lioso de sus plantas!!

No puedo negar lo maravillosa que resulta la obligada visita a Harrods pero, a mí, estos grandes almacenes hasta me cargan de electricidad estática (doy calambre literalmente), con eso os lo digo todo; si pasara el mismísimo diseñador “in person” por allí, yo ni siquiera lo vería. Qué pena lo mío!!!!. Hay que decir que te dan un plano a la entrada para que no te pierdas. Yo he llegado a la conclusión de que la famosa escalera egipcia esconde momias de clientes que se perdieron y no se han atrevido a decírselo a la familia.

Nuestra particular lista de deseos para nuestra próxima visita a Londres (que sin duda sucederá en breve):

–          Un bolso de la maravillosa piel que vi en Candem.

–          Una “loto” premiada.

–          Un  maletín  para el Ipad de la misma maravillosa piel que vi en Candem.

–          Un mecenas que me sufrague los gastos.

–          Un vestido Vintage…o dos. Ya veremos.

–          Encontrarme una cartera sin dueño repleta de “pounds”.

–          Una “chupa” de piel, ya veremos cómo.

–          Una VISA que necesite aligerar peso.

–          Un abrigo Vintage que el destino decida de qué marca.

–          Un tío de América que me deje su herencia.

–          Unos zapatos de Singular Choice, aunque sólo sean para estar por casa.

–          Que el niño de la lotería me bendiga con un “gordete”.

–          Unos maravillosos vestidos romántico-ibicencos que sólo vi en Candem.

–          Grey, a ser posible….

–          Una maleta vacía (sólo con el pijama y ropa interior) para poderla llenar sin miedo al exceso de equipaje.

–          Yo no he pedido siempre lo mismo????

Así sucedió y así os lo hemos contado.

Casting:

Maribel Casado en el papel de Maribel Casado www.shop-per.es

Rosanna Gil como Rosanna Gil  www.modaamimodo.com