Tendencias primavera/verano 2014 (IV)

Siguiendo con las propuestas de esta temporada, hoy hablaré de colores, tejidos, estampados y otros efectos.

Respecto a los colores, como sucede casi siempre en la temporada cálida, los diseñadores se empeñan en proponernos o colores pastel o colores ácidos, no cabe mucha imaginación.

Los colores pastel es bien sabido que sientan bien solo a las fisonomías suaves de piel, pelo y rasgos. Desde luego un look total de color pastel yo lo descartaría. Una mujer morena de rasgos fuertes y piel oscura quedará mejor con otro color propuesto para esta temporada, el rojo.

Respecto al naranja y los colores tierra se puede decir algo similar a los colores pastel, cuidado al usarlos. El naranja, a pesar de ser un color que nos atrae a simple vista, no suele favorecer a la cara, aunque es cierto que dentro del naranja existen muchas tonalidades y es cuestión de probar.

Los tonos tierra tienen también una amplia gama que nos da juego para encontrar el tono que más nos favorezca y porque combinan bien con muchos otros colores, son el comodín perfecto.

colores

Me quedan dos propuestas a comentar que se podría decir que son lo opuestas. Los colores metalizados es mejor permanecer lejos de ellos, porque consiguen marcar hasta aquello que no tienes, es difícil que una tela metalizada saque lo mejor de ti. Sin embargo, el binomio blanco/negro que se vuelve a repetir como tendencia (aunque nunca deja de estar de actualidad) es una apuesta segura siempre que tengas cuidado de colocar cada uno de los colores en la parte de tu cuerpo que más te convenga.

Si hay que decir algo de los estampados que se proponen esta temporada es que son un poco "excesivos", los étnicosvegetalesarty y lunares, no son precisamente aquello con lo que podemos pasar desapercibida. Teniendo en cuenta, además, que los estampados grandes aumentan cualquier parte del cuerpo donde los pongamos...la conclusión que podemos sacar es inmediata, debemos usarlos con moderación y siempre en la parte de nuestro cuerpo que queramos destacar. Si no queremos aumentar nuestro volumen en ninguna parte de nuestro cuerpo, mejor que usemos estas tendencias en complementos como pañuelos, bolsos, y hasta zapatos.

estampados

Por último me gustaría dedicar unas líneas a los efectos o texturas que se proponen; los plisados creo que ya no necesito a estas alturas repetir que son el mayor enemigo del volumen. Si no puedes aguantar la tentación de usarlos, hazlo en pliegues laterales o en partes de tu cuerpo que quieras destacar.

Los volantes y las aplicaciones de tela hay que decir que tampoco ayudan mucho a parecer más delgada ni más esbelta. A veces tengo la sensación de que los diseñadores proponen sin pensar casi nunca en lo que mejor sienta a las mujeres que tienen una talla mayor de la 36. Habrá que recordárselo de vez en cuando, porque a ellos les quedará muy bien en la pasarela, pero luego eso hay que venderlo...digo yo!!!

efectos