Si piensas que eres gordita, quizá te equivocas.

Me han pedido muchas veces que proponga "estilismos para gorditas". Siempre me surge la misma pregunta: ¿Es que hay estilismos "para gorditas", igual que dicen que hay "estilismos para mayores de 50"?
No puedo entender, ni como mujer ni como asesora profesional, que se haya extendido la creencia de que las que tienen un cierto peso se han de vestir de una forma especial, como tampoco soporto que se nos "limite" el tipo de ropa que podemos vestir cuando cumplimos una cierta edad. Otra cosa es que haya maneras de vestir que realzan las características de nuestro cuerpo que más nos gusten, o rebajan la atención sobre las menos afortunadas, pero "ser gordita" no debería encasillarnos. Pero voy más lejos: ya es hora de que abramos los ojos al hecho de que nuestro cuerpo, probablemente, es normal. Voy a desactivar algunos falsos razonamientos que puede que hayas hecho para llegar a calificarte a ti misma de "gordita":

Soy gordita porque peso X kilos.

Todas estas mujeres pesan 68 kg

Todas estas mujeres pesan 68 kg

El peso es una medida que no tiene sentido fuera de contexto. Es decir, que sin conocer tu altura y estructura, si solo me dices tu peso, yo no puedo visualizarte. A no ser que me digas que pesas 180 Kg, en cuyo caso sí me haría una idea... Para ilustrarlo, en esta foto vemos un grupo muy diverso de mujeres. ¿Tienen algo que ver entre sí? Solo su peso. Para saber si estás objetivamente en tu peso ideal, es necesario tener en cuenta también la altura.

El IMC, una medida de tu salud, pero no de tu belleza.

Con el peso y la altura se puede calcular el Indice de Masa Corporal. Los médicos lo utilizan para valorar si estás en tu peso ideal o no. Si estás por encima, puedes simplemente tener sobrepeso o por el contrario estar obesa, lo que ya es peligroso y merecería solución inmediata. Aunque es muy útil para tu salud, el IMC se ha revelado un poco engañoso para valorar lo "buenas" que estamos, como se comprobó en un estudio de Body Labs: Los siguientes esquemas se obtuvieron escaneando el cuerpo de mujeres reales. Todas tenían la misma altura y peso, y por tanto el mismo IMC, y sin embargo, la silueta cambia notablemente. No el tipo de figura, sino la "suavidad" de las formas. Esto ocurre porque el índice no tiene en cuenta la proporción entre músculo y grasa, que influye en cómo de "fofo" o turgente está el cuerpo, para que nos entendamos. Ni tampoco dónde se acumula la grasa a cada una.
IMC no es un medida fiable

Mujeres con el mismo IMC tienen cuerpos muy diferentes.

Soy gordita porque tengo caderas anchas y/o porque soy bajita y/o porque tengo mucho pecho y/o el talle corto.

Estamos tan acostumbradas a ver en la tele, películas y publicidad a mujeres altas y esbeltas -todas iguales- que hemos llegado a pensar que ellas son lo normal y yo soy una .... (añade tu adjetivo favorito para descalificarte). La mujer delgada y con forma de reloj de arena es simplemente un tipo más de figura entre los diferentes formatos en que las mujeres vienen por naturaleza. Dejemos los ideales, y veamos los hechos:

Hay diferentes tipos de figuras, todas muy comunes.

Aunque se han hecho distintas clasificaciones, a mi me gusta la que tiene en cuenta la relación entre pecho, cintura y caderas dando lugar a los siguientes tipos: Siluetas cuerpo femenino También los solemos identificar por las letras X, V, A, H y O, en el mismo orden. Puedes aprender a reconocer tu silueta en este vídeo. Pero además habría que considerar la anchura de hombros, la longitud del talle en relación con las piernas, la longitud de los brazos, del cuello... En realidad, hay tantos tipos de cuerpos como mujeres. La división en siluetas simplemente resulta útil a la hora de explicar técnicas de estilismo sin complicarse mucho.
No tiene ningún sentido que nos avergoncemos por aquello que no podemos evitar, nuestra herencia genética. Todos los tipos de mujer son bellos, y más si saben explotar su atractivo.

Cuerpos normales, ¿hasta qué punto?

Todos los tipos de figura que hemos visto son perfectamente normales. ¿Cómo de normales? La mejor referencia que he encontrado es el estudio antopométrico que se hizo en España hace pocos años, entre 10.000 mujeres divididas en 10 grupos de edad diferentes. Creo que sería perfectamente válido para las mujeres latinas en general. En este estudio se hizo una división de figuras un poco diferente: se hablaba de diábolo (que yo entiendo incluye la figura en X y en V), campana (que sería la la A) y cilindro (H y O).
katya-zharkova-1

Cuerpo diábolo en talla grande

El 39% de las españolas son diábolos.

Ojo, esto no quiere decir que tengan la figura de Sofía Loren. Quiere decir que tienen la cintura marcada respecto a pecho y caderas, pero esto puede ocurrir también teniendo una talla grande (ver foto)

El 25% resultaron tener cuerpo en campana El 36%, en cilindro. Por tanto, no hay razón para pensar que tu cuerpo, por no encajar en el patrón "modelo", no sea normal y  bello.   Por cierto, en el mismo estudio se daban datos sobre la obesidad según los criterios de la Organización Mundial de la Salud.
  • 56,2% de las mujeres españolas tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) normal, y un 24,9% sobrepeso.
  • Solo el 12,4%, la mayoría de más de 50 años, tiene obesidad,  y debería hacer algo al respecto.
 

Soy gordita porque tengo una talla grande.

Sin entrar en discutir lo que se considera una talla grande, con lo que hemos visto hasta ahora creo que ya tendremos claro que dependiendo de tu altura, peso, forma de cuerpo, esqueleto, etc., el hecho de usar una talla grande no es por sí mismo indicador de que estés "gordita". Para hablar con propiedad, no indica que tengas sobrepeso u obesidad preocupantes. Nos lo han demostrado las modelos de talla grande que últimamente se han hecho más visibles, con cuerpos grandes pero bien torneados, y desde luego muy atractivas.  

Por tanto

© vanda

© vanda

Desde mi punto de vista, la mayoría de las mujeres que piensan que son gorditas, lo hacen con una visión distorsionada, con unos criterios aprendidos incorrectamente. Te invito a desmontar los prejuicios que te hacen menospreciarte. Infórmate de la realidad, conócete mejor a ti misma, y aprende a amarte tal como eres, sin dejar por ello de mantenerte en forma y trabajar tu imagen. Hazlo por tu felicidad. Ah, y si tienes un sobrepeso importante, búscale remedio, sobre todo por tu salud. Y, por favor, no me preguntéis más por estilismos para gorditas. No existe tal cosa. Hay una multitud de técnicas que puedes usar, pero has de aprenderlas desde el conocimiento de tu cuerpo. Espero que este blog y el canal de Youtube te sirvan de ayuda, pero si quieres meterte más a fondo, enrólate en el método "Por fin, mi estilo" y conseguirás crear por ti misma el estilo que te haga feliz, sin necesidad de imitar ni preguntar a otras.
Descarga gratis el manifiesto
Indica tu nombre y email para descargártelo y darte de alta en nuestra lista de seguidoras. Así irás recibiendo los nuevos consejos y regalos.
Tu email está a salvo con nosotros. No lo compartiremos con nadie