Semillas de vestuario

Puede que cuando te plantees hacer una limpieza de tu armario te queden pocas prendas con las que realmente te sientas a gusto y que te gustaría quedarte. Pero puede que sean prendas que parecen no coordinar entre sí, o son pocas para completar un vestuario, veamos lo que podemos hacer. Una opción puede ser lo que lo que llamo “semillas de vestuario”. Partiendo de una prenda, crearemos un grupo de prendas que combinen bien entre sí. Vamos a verlo mejor con un ejemplo: Supongamos que nos han quedado las siguientes prendas después de la “limpieza” de nuestro armario (espero que te hayan quedado bastantes más):

Algunas de las prendas podrían combinar entré sí pero, en general, necesitamos completar este guardarropa. Elegiremos una prenda que será nuestra primera “semilla de vestuario” (en este caso el vestido) y ahora vamos a ver como crear una serie de conjuntos a partir de ella. Podemos comprar lo siguiente: Todo esto, no sólo nos permite crear infinidad de conjuntos con el vestido, sino que la mayoría de estas prendas también combinan con otras de las que ya teníamos, como el vaquero, el pantalón de flores o la falda negra, por ejemplo. Ahora vamos a hacerlo con otra semilla de vestuario, que puede ser la falda roja: Y para ella podemos comprar lo siguiente: Como puedes ver, la camisa de cuadros, la chaqueta de punto, el bolso, el foulard, el cinturón y los zapatos rojos, también nos combinan con nuestra falda negra inicial. La camisa azul también nos puede servir para los pantalones floreados que teníamos. Por otro lado, la chaqueta y los zapatos negros, y la chaqueta gris que compramos para el vestido también nos sirven para esta falda roja, etc., etc. Si vamos haciendo esto con cada prenda inicial, veremos que cada vez necesitaríamos comprar menos cosas para completar estilismos, porque ya las tendremos compradas para otras semillas de vestuario. Este proceso es todavía más importante si la “semilla de vestuario” es una prenda cara y maravillosa que nunca hemos encontrado cómo combinar. Una falda o pantalón de este tipo, se merece al menos tres blusas, chaquetas o cuerpos de diferentes estilos para sacarle el mayor partido posible. Así hemos de trabajar para poder hacernos una lista de lo que podemos necesitar, porque siempre debemos ir a comprar con una lista. Si para ir al supermercado llevamos una lista, para ir a la boutique….también.

Todo esto, no sólo nos permite crear infinidad de conjuntos con el vestido, sino que la mayoría de estas prendas también combinan con otras de las que ya teníamos, como el vaquero, el pantalón de flores o la falda negra, por ejemplo.

Ahora vamos a hacerlo con otra semilla de vestuario, que puede ser la falda roja:

http://ak1.polyvoreimg.com/cgi/img-thing/mask/1/size/orig/tid/40504592.pngY para ella podemos comprar lo siguiente:

  • Me parece estupenda tu idea de las “semillas de vestuario”. Muy acertada.

    • modaamimodo

      Me alegro de haberte ayudado, la idea surge de la necesidad de no volverse loca cuando vas de compras, ya sabes, para no comprar lo que no te vas a poner….UPS.