Se acerca la Navidad…qué me pongo sin gastar mucho???

Las Navidades tienen una costumbre muy particular, llegan cuando menos las esperamos, nos recuerdan que ha pasado un año más y nos hacen gastar más de lo que es necesario y deseable. Como el tema de las comidas y regalos ya se lleva gran parte de nuestro presupuesto, no quisiera que la ropa fuera otro de los capítulos de los que arrepentirse en enero.

En diciembre pasado os conté cuáles eran las tendencias en ropa de fiesta para esas fechas, os aseguro que no han cambiado mucho, los brillos, los colores metálicos y el lujo siempre están de moda en Navidad. Si el año pasado tocaba comprarse algo especial y de fiesta, este año toca aprovecharlo, nada de complejos porque te vea la misma gente, es cuestión de darle una vuelta…

Si este es el caso, y no quieres que te digan que repites modelito yo te diría lo siguiente: si te compraste un vestido, este año coge un jersey de escote abierto y con un toque brillante o simplemente negro, póntelo encima del vestido y acompáñalo de un cinturón o un broche en el escote juntando jersey y vestido de forma casual. Le darás un toque diferente y desviarás la atención hacia el complemento, con lo que el vestido quedará en un segundo plano.

Si no te compraste vestido si no una pieza superior o inferior, lo tienes más fácil, puedes aprovecharla siguiendo los consejos que voy a darte.

En mi línea de aprovechar todo lo que tenemos en el armario, y teniendo en cuenta además que la economía no está para muchos lujos, os voy a dar otras claves para usar prendas que tengáis en vuestro armario para montaros un estilismo de fiesta, si es que el año pasado no os comprasteis nada nuevo.

También está el recurso fácil de acudir al eterno vestidito negro y acompañarlo con algún complemento. Eso está bien pero, como eso ya os lo sabéis, vamos a dar un paso más y a darle una vuelta a la imaginación.

diciembre 2014(imagen1).docx

Vamos a ver, busca en tu armario prendas básicas de buena calidad, puede ser incluso un pantalón vaquero que sea de tela oscura sin rotos, o una falda básica negra que no hace falta que sea de fiesta. Lo importante es que sean prendas muy básicas, sin mucho adorno ni de telas especiales, que se pudieran usar perfectamente en un estilismo de calle.

Esta prenda podemos acompañarla de un top algo más especial (ese que nos compramos el año pasado), de esta manera, con unas sandalias y un pequeño bolso, estaría completo el estilismo.

Si no tenemos ese top o camisa especial, podemos usar también una camiseta o blusa sencilla y convertir el conjunto en un look de fiesta. Cómo podemos hacerlo?? Pues usando complementos como un collar llamativo, un cinturón que tengamos o que nos podemos hacer con cordones o telas un poco especiales.

Otro recurso son los chalecos, los chales, alguna chaqueta de lana brillante, algún toque que convierta vuestro estilismo en algo más lujoso.

Las claves para que cualquier conjunto pueda serviros para una fiesta, una cena formal o un compromiso son los complementos, unos zapatos a los que les añadimos un broche en la parte delantera o en la hebilla, ese mismo broche puesto en un bolsito de ganchillo o tela, un pañuelo de seda rodeando un moño sencillo.

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de una época del año en la que puede hacer frío y encontrar una prenda de abrigo que no nos estropee el conjunto, no siempre es fácil. Os doy un truco, sobre un abrigo sencillo ponte un chal por los hombros, déjalo caer por delante y ponte un cinturón que lo ajuste a la cintura. Si es lo suficientemente grande, tapará gran parte del abrigo y te dará un toque muy chic.

Como siempre os digo, es bueno tener el armario esos detalles o complementos que hemos podido encontrar en algún mercadillo, heredar de nuestra madre o abuela o que podemos comprar a buen precio, nunca debemos tirar esas prendas lujosas que nos ponemos poco pero que, en ocasiones como estas Fiestas pueden suponer la diferencia entre tener que gastar dinero o poder arreglarnos con lo que tenemos. A tener siempre en cuenta son los mantones, pashminas, joyas antiguas de tamaño grande, guantes largos, cinturones metálicos o de materiales nobles, bolsitos o limosneras antiguas, cuellos y puños de encaje, tocados o pequeños sombreros…

diciembre 2014(imagen2).docx

Cualquiera de estas piezas y otras muchas que se os pueden ocurrir, son el complemento ideal que no debe faltar en nuestro armario. Si vais a cualquier feria de antigüedades, mercado vintage, o vuestra tía Enriqueta os lo deja en herencia, nuca lo rechacéis, guardadlo con cuidado en un armario y verás lo que lo agradeces cuando te enfrentes a fiestas, compromisos y otras eventualidades para las que no te apetece, ni te viene bien, gastarte dinero.

En cualquier caso, y pase lo que pase, lo importante es que estas Fiestas estén llenas de buenos deseos, aunque siempre está bien que no perdamos el estilo, estemos donde estemos…

También os dejo un vídeo que puede ayudaros a entenderlo mejor:

https://www.youtube.com/watch?v=Qew1dimxhtA