No tengo qué ponerme!!!

Dice mi amita que eso siempre es mentira, que esa es una frase que las mujeres dicen cuando en realidad quieren decir otra cosa.

Yo soy una chica, pero me MARAvillan estas cosas que les pasan a las chicas humanas.

Parece ser que esa frase es una llamada de auxilio cuando su ánimo o su autoestima está en niveles un poco bajos.

La solución suele ser salir a comprar zapatos, corsetería o ropa; o ir a la peluquería. Esta solución es momentánea, porque en realidad el problema suele ser otro.

Mi amita, como Asesora de Imagen recomienda, en estos casos, una terapía que consiste en sacar todo lo que tengas en el armario y empezar a hacer conjuntos, buscar formas de dar nueva vida a prendas que ya no te pones, remodelar algunas piezas para actualizarlas, etc. etc….. antes de salir a comprar ropa nueva.

Salir a comprar en esos momentos, parece ser que da malos resultados, se compra lo que no hace falta, no se van a poner o algo muy caro que no tenemos con qué combinar. O lo que es peor, volver a casa sin haber comprado nada y con el ánimo más bajo todavía.

Soy de la opinión de mi amita, seguro que teneís un montón de cosas en el armario que hace mucho que no sacáis a pasear, y es buena idea, ahora que hace un poco de frío, no salir a la calle sino hacer un desfile de modelos casero y encontraros con ropa de la que nadie se acordaba y que a lo mejor ahora está de moda…quién sabe.

Pues eso, que no igual no hace falta comprar y, si hay que desechar alguna cosa…siempre habrá alguien que la necesite.