Maletas para todo. No tengo ni idea de a dónde voy!!!!

Como post final de esta serie vamos a suponer que tenemos que preparar la maleta para un viaje sorpresa, nos ofrecen irnos tres días a un lugar desconocido.

Si sabes hacer la maleta para una situación como esta, enhorabuena, eres una artista!!!!

Y el caso es que no es tan difícil, puede que cometas algún fallo o que eches en falta alguna cosa al llegar (eso es un error muy perdonable en este caso) pero, en general, verás que puedes salir airosa sin mucha dificultad.

En primer lugar echaremos mano de algunos imprescindibles que nunca fallan:

- Un chal o pashmina, ante la duda que sea de un tejido que abrigue algo pero sin agobiar. Te servirá para taparte si hace más frío del esperado, como falda improvisada para una fiesta, como pareo en la playa ....... Te imaginas lo útil que puede ser!!!

- Unos jeans, nuestros compañeros inseparables. Procura llevar unos que no tengan rotos ni estén desgastados porque así los podrás usar hasta para salir por la noche.

- Un par de tops, lisos y que sirvan para llevar solos o debajo de una camisa. Si tienes que salir de noche te los puedes poner con los tejanos y, si hace frío, te pones encima el chal.

maleta

- Un par de camisas, que hagan juego con los tops, para combinar o llevar solos. También puede ser una camisa y un suéter fino.

- Una prenda tipo gabardina o similar. Que se pueda doblar en poco espacio y de un color neutro. Nunca se sabe si hará más frío del esperado o si lloverá.

- En el apartado de zapatos: unos zapatos bajos tipo bailarinas bonitos y con estilo que pueden servir para dar paseos o para salir de noche, y unos zapatos con un poco de tacón y que sean lo suficientemente cómodos como para andar mucho con ellos y lo suficientemente elegantes como para salir arreglada.

- Un bolso no demasiado grande que sirva lo mismo para ir de compras que para ir de cena.

Después de estas prendas, el resto lo dejo a tu elección. Sin más pistas sobre tu destino, tendrás que echarle imaginación y meter un bikini en un hueco de la maleta o un jersey grueso atado a la cintura.... O puedes comprarte algo allá donde vayas. Es una buena excusa.

Como siempre, a esto le añades tu bolsa de aseo y la ropa de dormir, y lista para la aventura!!!