Londres, my love

Os he hablado hace poco de Candem, el mercado de Londres que más me gusta, pero como he visto que os ha picado la curiosidad, quiero haceros una pequeña reseña de otros mercados y lugares donde podéis ir en Londres para comprar y ver.

Brick Lane es otro de esos lugares maravillosos, lo encontraréis en la calle del mismo nombre, podéis ir desde primera hora de la mañana y ver a los “mercaderes” instalarse, antes de que se abran las abundantes tiendas vintage y de segunda mano que hay en la zona. Al final de la mañana, podéis ir a la antigua fábrica de ladrillo, que da nombre a la calle, y saborear las comidas procedentes de medio mundo. Dentro de esa nave industrial deteida en el tiempo encontraéis mesas donde sentaros a reparar fuerzas trasladando vuestro paladar a lugares más lejanos.

No voy a olvidarme de Portobello, el mercado más hippie y coqueto de la ciudad, con sus callecitas llenas de anticuarios y puestos de todo tipo. Aquí también podréis comprar comida o entrar en unos de sus pequeños bares para saborear un capuchino, que en Londres saben hacer tan bien.

Otro tipo de mercado es el de Covent Garden, más sofisticado y elegante y donde los cantantes y grupos de ópera os amenizarán las compras y os preguntaréis para qué pagar un espectáculo en una butaca cuando allí lo tenéis en vivo y en directo sin tener que sentaros.

SimpleViewer Gallery Id 51 has been deleted.

Si queréis encontrar el nuevo talento de diseñadores emergentes, id al mercado de Spitalfields, allí podéis comprar ropa y complementos que no habrá en ningún otro sitio del mundo, os lo puedo asegurar y, como no, tomar algo o comer rodeado de todo ese talento, es al aire libre pero cubierto, como el de Covent Garden, lo cual con el clima de Londres es una ventaja.

Como véis yo soy de mercados callejeros, vintage y segunda mano, pero desde luego que podéis is a Harrods, es casi una visita obligada en Londres. A mi personalmente me agobió mucho, primero al ver los precios de las grandes marcas y también porque a mi los grandes almacenes no me inspiran a comprar. Lo que sí tengo que decir es que sus escaparates son una verdadera obra de arte. Haz como yo, admira el edificio, sus escaparates y la calle de la pequeña Sicilia que está al lado, cómprate un recuerdo en el que ponga Harrods y vete a otra parte.

Desde luego Londres está lleno de mercados y zonas comerciales, es una ciudad con tanta vida, que no la acabas nunca. Cada barrio, cada calle, está absolutamente viva. Date una vuelta por el Soho, por el barrio chino, por donde quieras. Simplemente siéntate en un banco a ver pasar la vida y la gente…si con eso no te enamora Londres…siempre nos quedará Paris.