Las tendencias, qué interesante

Como os decía, lo de las tendencias me tenía un poco confundida, pero mi amita me ha ayudado a entenderlo. En su último viaje a Londres (al que no me llevó, por cierto), hizo algunas fotos que os enseño y me dijo que esas personas son las que marcan tendencias.
Me MARAvillo de que esto sea así, si una tendencia es lo que se va a llevar, ¿quién lo dice? ?las personas que lo llevan? ¿los que las miran y las imitan?. Esto me parece un poco de lío, creo que esto de las tendencias es algo muy relativo, hay personas que dicen que esto o aquello es tendencia y todos como borregos vamos detrás. Yo entiendo mucho de borregos porque tengo amigos que son perros pastores. No digo que no sea entretenido buscar tendencias, pero en realidad no es importante. Las tendencias son ideas que se le ocurren a alguien que se debe aburrir mucho o que tiene mucha creatividad (ambas cosas pueden ser posibles) y que los diseñadores usan como inspiración para hacer una colección cada dos meses (que es muy difícil), pero a los simples mortales no nos tiene que importar ni estresar demasiado. Los que crean tendencias a veces ni lo saben ni lo pretenden, y cambian de vestuario cuando ven que su forma de vestir se copia demasiado (que trajín). La mayoría de las veces las tendencias no las vamos a usar en nuestro estilo personal, no tenemos porqué hacerlo y, además, desde que se inicia una tendencia hasta que las tiendas están plagadas de ella (y deja de ser tendencia para ser una plaga), tenemos como 5 años para ver la forma de adaptarla o incorporarla a nuestro vestuario (si es que eso es posible). Como podéis ver, yo no me preocupo demasiado, mi abrigo de cuadros me sienta muy bien y me abriga, y no voy a cambiarlo sin más ni más porque la tendencia sea otra. Estoy tranquila, yo tengo mi estilo y eso no va a cambiar. Bueno, me están llamando para mi paseo.