Iconos de moda I. El tacón de aguja y los vaqueros

 Mis post de este mes quiero dedicarlos a algunas prendas y complementos, que ahora forman parte de nuestro armario, y muchas veces creemos que siempre han estado ahí, pero lo cierto es que aparecieron un día en el Universo Moda de la mano de visionarios que supieron hacer de ellos los iconos imprescindibles e intemporales que ahora son.

Por ejemplo, los zapatos de tacón de aguja aparecieron en el panorama en 1952, como consecuencia de los cambios que el New Look de Dior había introducido a través de su colección Corola en 1947.

El tacón de aguja se convirtió en el zapato de esa temporada, Ferragamo o Vivier los incorporaron en sus colecciones por primera vez y supusieron una revolución. Al principio eran zapatos siempre en pieles muy exclusivas forrados en ricas telas y con bolsos a juego. Con el tiempo han llegado a ser uno más de los zapatos de nuestro armario y en los materiales más variados.

Como curiosidad os diré que los médicos pusieron ya entonces en grito en el cielo, amenazaron con la posibilidad de romperse un tobillo e incluso se prohibieron en ciertos lugares. Pero qué se consiguió… nada, aquí seguimos buscando nuestros estillettos como signo de eterno sex appeal y siempre que queremos que nuestras caderas se muevan como las de Marilyn.

tacon aguja1

Ahora pasemos a los pantalones vaqueros, ahora los llamamos denim, pero ese es el nombre de la tela de la que están hechos, una tela resistente y sufrida, creada para lo que estaban hechos esos pantalones, para trabajar.

Pero a mediados de la década de los 50, esa prenda que solo usaban los granjeros y los obreros, se convirtió en el “uniforme” de los jóvenes, en el símbolo de su inconformismo.

Cuánto han cambiado las cosas desde entonces, ahora una prenda vaquera no solo no demuestra inconformismo sino todo lo contrario, no es el “uniforme” de la rebeldía, es simplemente “el uniforme”.

Aquellos primeros vaqueros eran rectos y con una pernera un poco más ancha abajo y cintura alta, desde entonces, las formas que han adoptado pueden contar la propia historia de la moda.

Incluso Yves Saint-Laurent dijo de él, “Me gustaría haber inventado los vaqueros. Tienen expresión, modestia, atractivo, sencillez…todo lo que espero de mis prendas”.

Si el maestro dijo eso, quiénes somos nosotros para decir lo contrario.

vaqueros1