El eterno denim

De nuevo os traigo algunas ideas con el denim como protagonista. Esta tela empezó siendo algo exclusivo de la ropa de trabajo y ha terminado por ser un imprescindible de nuestro armario, con múltiples versiones, y que se adapta a cualquier tipo de situación.

Desde la versión más conocida y clásica del pantalón vaquero y la cazadora del mismo material, acompañado incluso de un bolso a juego, que nunca falta en nuestro vestuario.

Pasando por la combinación de denim con otros materiales, dentro de la gama de los azules, que siempre combinan bien entre sí.

O dándole un toque de color con el rojo, el eterno combinado con azul que le hace resaltar. Siempre mejor si el azul del denim es intenso. Una regla sencilla para este tipo de tela es que cuanto más oscura, más "de vestir" o más seria resulta la prenda que llevemos. La tela denim muy desgastada o clara siempre tiene un aire más casual.

Como os decía, las prendas denim pueden adoptar muy diferentes estilos y aspectos, pero siempre resultan bien. Aquí podéis ver una combinación que incluye hasta botas de denim, conjuntado otra vez con el color rojo y toques de negro.

Para terminar, de nuevo el eterno pantalón vaquero, bolso y zapatos de la misma tela. El denim ha dado oportunidad a los creadores para hacer todo tipo de prendas, y nosotros las hemos incorporado a nuestro vestuario con verdadero entusiasmo.