Razón 1: A mi edad ya no merece la pena arreglarse ¿para qué?

Subyace el prejuicio de que a partir de cierta edad, las mujeres dejamos de ser “deseables” y por tanto de nada sirve vestirnos bien, maquillarnos, en una palabra: arreglarnos.

En primer lugar, no es cierto que no podamos ser atractivas y deseables a cualquier edad. Si piensas un poco te vendrán a la mente señoras famosas o de tu barrio por las que los hombres todavía suspiran, o incluso babean.

Pero incluso más importante, una no se pone guapa para los hombres (o solo para ellos). Te pones guapa porque verte bien te infunde confianza y alegría de vivir. Nos vestimos para nosotras mismas tanto o más que para los demás, así que vuelve a preguntarte ¿merece la pena que te arregles y te guste lo que ves en el espejo, sea cual sea tu edad?

Podemos romper los prejuicios sobre la imagen y la edad, pero es necesario que nos convenzamos de que podemos elegir. Hoy somos más libres que nunca, no desperdiciemos nuestra libertad.

Pulsa para descargar el manifiesto “Bellas a cualquier edad” (pdf, 1,2 Mb)

Para concluir, os dejo un póster para imprimir y tener a la vista, con algunos mensajes clave que te recordarán que la vida es demasiado corta para preocuparse del qué dirán, y que tu estilo es una expresión de ti misma y una forma de libertad.

 

 

En pocos días, reflexionaremos sobre la siguiente “razón”. Atenta a tu buzón de entrada.


Si quieres profundizar más, te puede interesar:

Comparte tus pensamientos