Cómo vestir para una entrevista de trabajo

En estos tiempos de crisis, cuando tenemos que enfrentarnos a una entrevista de trabajo, es más importante que nunca la primera impresión. Saber qué es lo más apropiado para que esa primera impresión sea la mejor, tiene algunos pequeños secretillos que te voy a contar. 1.- Cada tipo de empresa tiene un ambiente y es necesario conocer cuál es el de la empresa que te va a entrevistar. Si es clásico, creativo, informal, etc. 2.- Si la empresa es conservadora es mejor optar por un traje, de chaqueta o pantalón pero clásico. Así siempre acertarás. 3.- Si la empresa tiene un ambiente formal más relajado, que suele ser la mayoría de los casos, lleva una chaqueta combinada con una falda o un pantalón que no sean exactamente un traje. 4.- Si la empresa es de ambiente creativo, debes cuidar la imagen optando por ir a la última moda con un toque personal o ir con un estilo único que se aparte de todas las modas y tendencias. 5.- Si la empresa es de una categoría específica, es decir, que utiliza algún tipo de uniforme, cocineros por ejemplo. Opta por ser tú mismo con un toque formal, por si acaso.

trabajo1

Antes de la entrevista hay también algunas cosas que podrías hacer: - Intenta pasarte por la empresa sin ser vista y observar cómo visten las personas que trabajan allí. - Pruébate la ropa que quieras llevan un par de días antes y comprueba que das la imagen que quieres, si el conjunto es cómodo, los zapatos están en perfecto estado y estas cómoda. - Ya sería el colmo saber si te va a entrevistar un hombre o una mujer, estas últimas se fijan más en la calidad y precio de lo que llevas y los primeros en tu apariencia.

trabajo

Ahora te voy a dar cinco consejos para casos de indecisión: - Si tienes dudas lleva traje. - Si no hace falta ir con traje, lleva una chaqueta y una falda de distinto color. - Ponte un toque personal que revele cómo eres. - Cuida los detalles, complementos, pelo, uñas... - No pienses si lo que llevas te queda bien o mal, deberías haberlo sabido antes. Si ya estás en la segunda entrevista: - No cambies radicalmente de estilo, puedes confundir al entrevistador. - Aprovecha para arreglar errores de la anterior entrevista si los hubo. - No lleves lo mismo que la primera vez, o si es lo mismo, haz que parezca diferente a base de accesorios.