Cómo ordenar un armario

Lo de no tener qué ponernos cuando nos enfrentamos cada mañana al armario, casi nunca es cierto, y casi siempre obedece a que nos sabemos, o nos acordamos, de lo que tenemos.

Eso se suele arreglar fácilmente con un poco de orden, tener a la vista la ropa que tenemos ordenada de una manera determinada.

El orden de un armario puede hacerse por colores o por estaciones, cada uno que elija lo que mejor se adapte a su forma de vestirse. Hazte la siguiente pregunta:

Cuando pienso en vestirme, pienso primero en el color que me quiero poner ese día, o en no pasar frío o calor??

En la respuesta a esa pregunta está la clave para saber cómo ordenar nuestro armario.

Si ordenas por colores, no tengas en cuenta de qué estación es la prenda, solo colócala junto a las de su gama de colores.

También hay que tener en cuenta el tipo de prenda, colocar jerseys juntos, camisetas de manga larga en la misma balda, cerca de las manga corta y ordenadas por colores lisos o tonos de estampado ayudará a encontrar lo que queremos ponernos y a no ponernos siempre lo mismo.

Yo aconsejo hacer la siguiente ordenación:

Vestidos por colores, sin tener en cuenta si son de verano, invierno o entretiempo.

– Ropa superior que tenga que estar en perchas: blusas,camisas, blaziers, chaquetas de punto, cazadoras. Ordenadas por colores o por tipo de prenda.

– Ropa inferior: pantalones y faldas, separando en perchas los que sean lisos, de estampados, de cuadros, tejanos, para poder verlos en un solo vistazo.

– Ropa de abrigo: gabardinas y abrigos de todo tipo ordenados por colores.

– Ropa doblada, que serán los jerseys, camisetas de manga larga y corta y otro tipo de prendas que no se puedan colgar en perchas. Siempre ordenados por colores y poniendo juntos los que tienen algún tipo de dibujo.

Complementos. Hay que buscarles un sitio a los pañuelos, cinturones, fulares, chales, zapatos, bolsos, joyas… Cada clase tiene que estar junta, para encontrarlo rápido y nunca perder de vista una pieza.

Zapatos. Estos sí que te aconsejo ordenarlos por estaciones y, dentro de ellas, por colores para encontrarlos más fácilmente. Separa también lo que son zapatos de las botas.

– Ropa interior. Necesitaremos algunos cajones para guardar nuestra corsetería, calcetines, medias, bodys… Algo que no por ir en la parte interior es menos importante.

Por último, recuerda usar diferente tipos de perchas para cada tipo de prenda, de esta forma evitarás que se deformen y te durarán más tiempo en perfectas condiciones.

Ya sé que te da mucha pereza, pero te aseguro que será un tiempo bien empleado. Cuando lo veáis todo ordenado os parecerá que vuestra ropa parece más nueva, haréis un inventario de lo que tenéis (seguro que encontráis cosas de las que no os acrodábais) y se os ocurrirán nuevos conjuntos.

Pensad que cada mañana el trabajo de vestirse será más fácil y gratificante. Hacedme caso!!!

En el siguiente vídeo podéis ver un repaso de algunos puntos comentados.