Cómo llevar lo que se lleva (1)

pasarela

LA PASARELA PROPONE, LA CALLE DISPONE

Cuando dos veces al año nos enfrentamos a las revistas de moda o a la TV, nos llevamos las manos a la cabeza al ver ciertas faldas poco más anchas que un cinturón  o pantalones que necesitan calzador y murmuramos un “¡se han vuelto locos!” con un tono entre horror y despecho.

Ante todo mucha calma, a primera regla de oro para seguir la moda, si eso es lo que queremos, es comprender que los diseñadores no esperan que las propuestas que muestran en las pasarelas se sigan al pie de la letra. Los desfiles son la puesta en escena y nosotros debemos dejar volar la imaginación, no es la prenda, es el estilo lo que de verdad cuenta.

Todo es posible y nada es imposible. Partiendo de esto, escogeremos las tendencias más complicadas de llevar y las analizaremos buscando la forma de adaptarlas a la realidad, buscando lo que en realidad nos están transmitiendo. Si por ejemplo las pasarelas están llenas de drapeados habrá que saber que esa es una tendencia a usar con cuidado, si no queremos parecer una cortina veneciana, pero si que podemso añadir un detalle en el bajo de una falda, un escote de camiseta, etc.

Si algunas de las prendas que son tendencia nos están hechas para nuestro cuerpo, podemos buscar piezas similares que sepamos que nos sienten bien y estén cerca de ese estilo. Por ejemplo, no usar pantalones corsario ajustados si nuestro cuerpo no lo permite y usar en su lugar unos tipo pescador con la pernera recta y más despegada en el muslo.

Las transparencias pueden ser también un tema delicado, mejor si jugamos con las superposiciones, poniendo una prenda tupida debajo de la transparente.

En los últimos tiempos también estamos asistiendo a un acortamiento masivo de las faldas. No pensemos que una minifalda nunca es demasiado corta ni tiene límite de edad, habrá que ser realista en cuanto a la longitud que podemos llevar e intentar a daptarla a nuestro cuerpo y apariencia. Siempre que las podamos llevar con leotardos (osea en invierno) la longitud importa menos.

Respecto a las cinturas caídas, tan actuales, ya he dicho en varios de mis estilismos que debemos tener cuidado con qué tipo de prendas le ponemos en la parte superior. Si tus abdominales y el frío lo permiten, ponte una parte de arriba corta pero, si no es así, mejor una camisa a la cintura y una chaqueta, acompañado todo de un buen tacón para dar sensación de longitud.

En la próxima entrega seguiremos hablando de longitudes, porque en esto, la longitud SI que importa…