Combinar estampados. Difícil arte!!!

La mezcla de estampados dentro de un mismo estilismo está de moda, pero lo cierto es que los simples mortales no encontramos la manera de hacerlo acertadamente, y siempre que lo hacemos nos sentimos observados.

Mezclar estampados es un difícil arte que se aprende de dos formas, experimentando y observando. Lo de experimentar ya sabemos que tiene sus riesgos, pero todo lo que merece la pena los tiene.

Observar es la forma menos arriesgada de aprender a mezclar, los diseñadores nos pueden dar las claves para hacerlo. En ocasiones hacen mezclas imposibles (sobre todo en los desfiles) pero la mayoría de las veces nos dan las pistas para aprender: seguir el hilo que une los estampados.

El secreto de mezclar es encontrar un hilo conductor, un motivo que una todos los estampados, y ese hilo puede ser: el color, la forma, el tamaño.

Hay muchos tipos de estampados que podemos encontrarnos, desde las rayas a los lunares, pasando por los cuadros y por todas las mezclas que nos podamos imaginar.

Podemos dar algunos ejemplos de cómo hacer las mezclas empezando por combinar motivos iguales:

En el caso de la izquierda tenemos las combinaciones más fáciles, rayas con rayas y lunares con lunares, aquí solo tenemos que cambiar el tamaño (el sentido en el caso de las rayas) o el color de los motivos, y seguro que acertamos con la combinación.

En el caso de la derecha las cosas se complican un poco, los cuadros y las flores siempre nos lo ponen más difícil, tenemos que jugar con los tamaños y los colores para que la combinación no resulte demasiado pesada, ir a colores similares pero con tamaños y formas diferentes, o cambiar el tamaño sin cambiar los colores.

Ahora vamos a combinar motivos diferentes:

Aquí podemos optar por que el hilo conductor sea el color o el tamaño. En el recuadro de la derecha combinamos motivos que solo tienen dos colores, luego podemos cambiar el protagonismo de uno de ellos en cada prenda y ya está.

En el recuadro de la izquierda podemos encontrar varios casos:

  • Elegir como protagonista uno de los colores y tomarlo como hilo conductor que una los dos estampados.
  • Elegir uno de los motivos del estampado y usarlo en la otra prenda.
  • Elegir una prenda que tenga todos los colores de la otra pero con otro estampado.

El secreto es siempre el mismo, ENCONTRAR UN HILO CONDUCTOR, y ese será vuestro trabajo. Para eso es siempre útil http://www.polyvore.com/polyvore_para_los_que_hablamos/group.show?id=59857 el programa que os permitirá jugar con estilos y estampados sin tener que vestiros y sin que nadie os vea. Qué gran ventaja!!!