Cálidos y fríos, qué gran combinación.

Lo que llamamos colores cálidos están en las gamas de los amarillos, naranjas y rojos, incluyendo los dorados, ocres y tostados.

Así como en el anterior post os dije qué propiedades tienen los colores fríos, ahora os voy a comentar qué hacen los colores cálidos con nuestro imagen: dan relieve, reducen el espacio, disminuyen el peso y dan sensación de calor. Por lo tanto, se puede deducir que el color negro se considera dentro de los colores cálidos.

Las combinaciones de colores cálidos y fríos las hacemos en nuestro día a día de forma casi natural, ya que combinamos el blanco con rojo o el negro con el verde.

Vamos con algunos ejemplos de esta mezcla:

Esta combinación nos la sabemos de memoria y la usamos mucho, azul con rojo o granate. Si además le añadimos el color negro, le damos más peso a los colores calidos.

Esta mezcla es el equilibrio perfecto entre cálido y frío; naranja y verde menta, estimulante  favorecedor siempre que uses cerca de tu cara el color de los dos que esté dentro de tu paleta.

Muchos estampados ya nos dan la pauta para poder hacer la mezcla de colores, solo tenemos que seguir lo que ellos dictan y el resultado siempre resulta bien.

Aquí esta la combinación que os decía que solemos ussar de modo instintivo, el verde (frío) y le negro (cálido), una mezcla de colores muy atractiva.

Los azules también funcionan muy bien con cualquier tono de rosa, ya vesis que los estampados también usa esa mezcla para conseguir telas alegres.

Si nu estáis seguras de una combinación, aprovechad con los dos tipos de colores y, como a puesta segura, el negro con cualquier color frío, sobre todo de la gama de los verdes, así no os equivocaréis.

  • Lauva Damara

    Muchos aciertos inspiradores. ¡Gracias por el post!