Armario en orden

Si lo que quieres es poder encontrar tu ropa y complementos para vestirte rápido y bien cada mañana, es imprescindible que tu armario sea un oasis de orden y, para ello, hay que seguir una serie de reglas.

  • Ten perchas suficientes y adecuadas para cada tipo de prenda, así no se deformarán y ocuparán menos espacio.
  • Para colocarlas puedes seguir dos formas: colocarlas por colores o colocarlas por estaciones (primavera-verano y otoño-invierno).
  • Por colores tiene una ventaja: empiezo con una prenda, pienso en qué color o colores quiero combinar con ella, voy a la sección de esos colores, y elijo la prenda o prendas que servirán para crear el conjunto. Lo mismo hago con zapatos y bolsos.
  • Dentro de los colores, ordeno las perndas por tipos, por ejemplo, percha para las camisas blancas, percha para los pantalones negros, etc.
  • Ordenar por estaciones tiene la ventaja de dividir el armario en dos secciones y ponerme en cada estación lo que hay en esa sección. Puedes tener conjuntos  ya hechos y ponértelos rápidamente.

Esta última opción es mejor para cuando estás aprendiendo a hacer estilismos, la primera es para cuando ya tengas más práctica en las combinaciones y conjuntos. Si colocas siempre por estaciones y con los conjuntos hechos, corres el riesgo de ponerte siempre los mismos conjuntos y no jugar con la ropa (cosa que queda terminantemente prohibida).

  • Las prendas que no se pueden colgar, se pueden ordenar poniendo una estación en cada balda y, dentro de ellas, por colores.
  • Es importante aprender a doblar las prendas, para que las encuentres en perfectas condiciones  y porque ocupan menos espacio.

Zapatos

  • Colócalos por colores o estaciones, en este caso da lo mismo.
  • Si eso no es posible, ponlos en cajas con su nombre o su foto pegada fuera y ordénalos en un lugar donde se vean bien y no molesten.
  • Las botas nunca con la caña doblada, porque se acaba estropeando.

SimpleViewer Gallery Id cannot be found.

Complementos

  • Los cinturones y bolsos se pueden colgar en las paredes o puertas del armario, o en una percha de cinturones.
  • El resto de las prendas necesitas cajones.
  • Coloca las medias y calcetines en cajas sin tapa y haz con ellos filas por colores.
  • Los guantes, pañuelos y gorros dóblalos en un cajón también por colores o grosores.
  • Los sombreros necesitan sombrereras.
  • La ropa interior también necesita un cajón, y ordenarla por tipo de prenda, que luego no hay quien encuentre una braga.
  • La ropa de dormir o de playa, que necesitan un espacio propio, si queremos encontrarla en buen estado y rápido, es mejor ponerla en cestas de mimbre colocadas en los estantes altos del armario o debajo de los abrigos.

Espero que estas indicaciones te sean útiles y que me mandes comentarios sobre cómo colocas tus cosas o con qué problemas te encuentras para hacerlo.

En el próximo post hablaremos de cómo convertir una falda en un poncho, que no es como tú te imaginas, seguro.